lunes, 28 de febrero de 2011

Capítulo II: Adolescencia y primeros escritos

En el verano de 1788, la familia Austen pasó sus vacaciones en Kent. Estuvieron con familiares, tanto con el tío Francis, como con la prima Philadelphia Walter o con la tía Philadelphia Hancock y su hija Eliza de Feullide, que por entonces volvían de nuevo a Francia junto con el esposo de esta última. Ya por entonces, las primas pudieron ver cómo era Jane, en sus cartas la describen como “nada bonita” y muy poco femenina, diciendo todo lo contrario de su hermana, Cassandra. Con estos escritos una se puede dar cuenta de cómo era Jane con 12 años, una niña rodeada de chicos en todo momento. Con ello, se puede ver como Jane expresó esa parte de su infancia al personaje ficticio Catherine Morland de su primera novela La abadía de Northanger, una muchacha poco atractiva en su infancia que con tantos hermanos dejó de lado las muñecas para jugar en el campo y correr por las laderas.
Después de las vacaciones, los hermanos de Jane se fueron a estudiar fuera, solo quedaban en la casa Cassandra, Charles y Jane. Fue justo con esa edad cuando Jane empezó ya escribir pequeños relatos que enviaba a su prima Eliza de Feullide, y a sus hermanos que estaban en Oxford, como por ejemplo Jack y Alice, que se lo dedicó a su hermano más querido, Francis. Así, Jane empezó escribiendo relatos para entretener a su familia, aunque estos relatos poco tienen que ver con las novelas escritas mas tarde. Estos relatos eran violentos, se burlaban de la muerte, de las mujeres borrachas, de los sustos y los escándalos, poco sutiles y románticos, aunque con mucha ironía.
James, el hermano mayor y favorito de su madre, empezó a escribir e imprimir en pequeños boletines en Oxford y ciudades como Londres y Bath, poesías y cortas historias. Por entonces, era el escritor de la familia y su madre tenía muchas expectativas con él, dejando a Jane y sus escritos de lado. Poco duró ese boletín pero si escribió relatos buenos, aunque por desgracia o mala suerte, no todos eran tan buenos. Se puede llegar a pensar, que Jane se inspiró en los escritos de su hermano o que quizás, le animó a ser una escritora, aunque todo ello son suposiciones.
En la década de los ochenta, Jane escribió, lo que era hasta el momento la novela-relato mas largo que había escrito, Amor  y Amista, y se lo dedicó a su prima Eliza. Esto demuestra el cariño, la complicidad y el afecto que se sentían ambas. Por entonces, Edward, el tercer hermano de la familia Austen e hijo adoptivo del matrimonio Knight, se prometió con la hija de un barón de poca preeminencia de Kent.  Elizabeth Bridges es como se llamaba esta jovencita que tenia dieciocho años, era menor que Cassandra y solo dos años mayor que Jane.  Al parecer, el mundo de Jane giraba en torno al matrimonio de su hermano ya que se han encontrado nombres de futuros maridos imaginarios escritos en los registros parroquiales de su padre, como “Henry Frederick Howard Fitzwilliam de Londres” o “Edmund Arthur William Mortimer de Liverpool”. Tambien se encuentra un escrito de Jane un tal “Jack Smith”, que debería contraer matrimonio con “Jane Smith, Austen de soltera”. ¿Quién era Jack Smith? Es algo que muchos estudiosos y aficionados de Jane Austen se preguntan. Por entonces las bodas no se celebraban con todos los parientes ni se hacían grandes fiestas, por lo tanto se duda de que Jane hubiese acudido a esta, pero si que acudió a la boda de su hermano mayor, James, que se casó con una mujer Anne Mathew de treinta y pico años, hija de un General y nieta de un Duque. Por entonces Anne era una solterona pero James se fijo en ella y esta, ya resignada al matrimonio, lo aceptó sin objeciones. Ya por entonces, se habían asentado varias familias en Steventon, entre ellas una familia que conocía a contactos y amigos de la Sra. Austen. Tenían dos hijas, Martha y Mary. Esta última, a pesar de tener la edad de Jane, no se llevó bien con ella aunque si callo en gracia a la familia Austen. Era con Martha con quien se llevaba bien Jane, a pesar de ser diez años mayor que esta. Se sabe que mantuvieron una relación muy fuerte por cartas escritas por la mismísima Jane, alegando que “dormimos en la misma cama…nos hemos pasado toda la noche hablando y no nos hemos dormido hasta las dos de la madrugada” decía algo similar Jane en una de sus cartas.
Jane dedicó a su hermano Edward, por la boda, The three sister (Las tres hermanas) y un poema a Martha y Evelyn a Mary, por la marcha de estas dos hermanas.
La Revolución Francesa avanzaba lenta pero peligrosa, por lo que la Sra. Hancock y Eliza, junto con su hijo, se quedaron en Inglaterra. Pronto la Sra. Hancock se puso enferma y acabó muriendo en 1792, por lo que se sospecha, cáncer de mama. El marido de Eliza, viajo a Inglaterra pero pronto volvió a Francia porque le estaban quitando todas sus propiedades.
A la tierna edad de dieciséis años, Jane había mejorado en aspecto y modales. Eliza pasó a vivir una temporada con la familia Austen, cosechando gran admiración y triunfando en todos los bailes. Eliza y Jane seguían llevándose muy bien y profesándose mucho cariño.  Por entonces Cassandra se prometió con Tom Fowle. Ambos sabían que tendrían que esperar años para poder casarse ya que el, un joven párroco sin fortuna y ella sin un penique, se les hacía imposible casarse y mantener un hogar. Estaba claro que se amaban. Así lo demostró Cassandra, cuando, después de la muerte de este, no volvió a comprometerse ni casarse con ningún hombre.
Después de la muerte de la Sra. Hancock, Eliza, junto con su hijo, se instalaron con los Austen, que a la ausencia de los hijos mayores, tenían espacio de sobra para su sobrina y su hijo. Al poco tiempo, el marido de Eliza fue apresado y guillotinado. Eliza y su marido estuvieron doce años casados. Por entonces, aunque no se sabe con exactitud la fecha, Jane escribió lo que fue una novela corta o relato totalmente diferente a lo que había escrito hasta entonces y lo que escribió posteriormente. Se trata de Lady Susan, una historia descrita por cartas. La protagonista es totalmente diferente a las mujeres descritas en las historias de esta autora. Es mujer es como un Don Juan del sexo femenino,  nunca pierde la compostura y siempre consigue lo que quiere por mediación de sus encantos y su sensualidad. Justo por el cambio y el atrevimiento de este personaje, sospecho que Jane no siguió con este relato, expandiéndolo a una novela y publicarlo. Quizás porque para ella, a su juicio, no concordaba con el resto de sus historias, o quizás por la opinión y persuasión de sus familiares, tomo la decisión de conservarlo para ella mismo y no publicarlo.
Y así, en 1793 Jane se convirtió en tía, por parte de sus dos hermanos casados. James tuvo a Jane-Anna-Elizabeth, apodada como Anna y Edward tubo a Fanny, una de las sobrinas más queridas por Jane.

lunes, 21 de febrero de 2011

Personajes de Orgullo y Prejuicio

* Señor Bennet: Cabeza de la familia Bennet. Está casado con la señora Bennet y tiene cinco hijas. Es un hombre agradable, inteligente y sarcástico; algo excéntrico. Se divierte acosta de su esposas y sus interminables nervios, al igual que de sus tres hijas menores. A las hijas que más aprecia son a las dos mayores, sobre todo a Elizabeth, siendo esta su preferida. Su pasatiempo favorito es su refugio en la biblioteca
* Señora Bennet: Esposa del Sr. Bennet. Una mujer sin pelos en la lengua, aquejada, cuando algo no sale como ella desea, de “sus pobres nervios”. Pone en constante vergüenza a la familia.
* Jane Bennet: Hija mayor del matrimonio Bennet. Es la joven más hermosa de esta familia. Es dulce, buena y tímida. Elizabeth y Jane están muy unidas.
* Elizabeth (Lizzy) Bennet: La protagonista indiscutible de la historia, aunque comparte gran protagonismo con Jane. Es la segunda hija del matrimonio Bennet. Es la joven más sensata de la familia. Con un aspecto agradable y una increíble inteligencia, esta joven destaca, mayormente, por su ingenio, ironía e inteligencia. También es orgullosa y aunque no pueda evitarlo, inclinada a los prejuicios. A lo largo de la novela, se puede ver como Lizzy va madurando y sintiéndose culpable por sus propios errores.
* Mary Bennet: La hija mediana del matrimonio Bennet. Es una joven muy poco agraciada y sumergida en los estudios y la psicología humana, alardeando de su conocimiento. Desdeña toda clase de eventos sociales.
* Catherine (Kitty) Bennet: Cuarta hija del matrimonio Bennet. Es una muchacha tonta, y a pesar de ser dos años mayor que su hermana Lydia, esta le sigue en todo, poniendo en ridículo a toda la familia.
* Lydia Bennet: Quinta y última hija del matrimonio Bennet. Es una joven hermosa, caprichosa, coqueta y escandalosa. Coquetea con los oficiales sin deparar en el decoro y la educación. Su madre, es la que más le consiente dicho comportamiento.
*Fiztwilliam Darcy: Es un caballero rico, amable, afable y tímido, que aparentemente parece arrogante y orgulloso, pero en su interior es un hombre bueno y caballeroso. Es amigo del Sr. Bingley y tiene una hermana menor, Georgina Darcy.
* Charles Bingley: Joven con una considerable fortuna. Se traslada a Netherfield Park junto con su amigo, el Sr. Darcy, su hermana Caroline, y su hermana casada, la Sra. Hurst junto con su marido. Este joven se enamora de Jane, cuyas personalidades se complementan.
* Caroline Bingley: Joven con fortuna, pretenciosa y orgullosa. Está interesada en el Sr. Darcy, pero este la ignora. Desdeña a todas las personas inferiores a ella, en especial a la familia Bennet, perdonando solo a Jane, con la que se llega a llevar bien, aunque desdeñándole en el futuro.
* William Collins: Sobrino del Sr. Bennet. Es un clérigo joven, es el pariente varón más cercano al Sr. Bennet, y como este no ha tenido hijos varones que puedan heredar  Longbourn , el Sr. Collins lo heredará. Es un hombre pomposo y demasiado adulador, en especial a Lady Catherine de Bourgh, su señora, la cual le ha donado una pequeña parroquia.
* Charlotte Lucas: La mejor amiga de Elizabeth Bennet. Es hija de un caballero, Sir William. Tiene veintisiete años, lo que equivale a una mujer solterona y sin probabilidades de casarse. Es una mujer sensata y poco romantica.
* Lady Catherine de Bourgh: Mujer rica, tia del Sr. Darcy y patrocinadora del Sr. Collins. Sus esperanzas es que su hija, Anne de Bourgh, una muchacha enfermiza, se case con su sobrino, el Sr. Darcy, el cual no tiene ninguna intención de realizar dicho deseo.
* George Wickham: Joven soldado, afable, encantador y educado. Interpreta dicho papel para ocultar su verdadera personalidad y sus defectos y pecados. Es conocido del Sr. Darcy, ya que creció con este, pues su padre era administrador de Pemberley, la hacienda del Sr. Darcy.

sábado, 12 de febrero de 2011

Personajes de Sentido y Sensibilidad

* Henry Dashwood: Caballero rico, padre de las protagonistas. Tiene un hijo, el único heredero fruto de su primer matrimonio. Del segundo matrimonio tiene tres hijas: Elinor, Marianne y Margaret.
* La Señora Dashwood: Segunda espora de Henry Dashwood y madre de  Elinor, Marianne y Margaret.
* John Dashwood: El hijo de Henry Dashwood, nacido del primer matrimonio de éste.
* Elinor Dashwood: Hija mayor del matrimonio Dashwood. Una de las dos protagonistas de esta historia, es la hermana sensata y reservada.
* Marianne Dashwood: Hija mediana del matrimonio Dashwood. Una de las dos protagonistas de esta historia, es la hermana sensible y expresiva.
* Margaret Dashwood: La hija pequeña del matrimonio Dashwood. Es apenas una niña que le encanta la geografía mundial y las casitas de los árboles.
* Fanny Dashwood: Mujer de John Dashwood y hermana de Edward y Robert Ferrars.
* Edward Ferrars: Hermano mayor de los hermanos de Fanny.
* Sir John Middleton: Pariente de la Sra. Dashwood que les ofrece una casita de su propiedad a ella y sus hijas.
* Lady Middleton: Esposa de Sir John, una mujer frívola cuya única función es malcriar a sus cuatro hijos.
* Coronel Brandon: Amigo intimo de Sir John. Sirvió junto a Sir John en las Indias Orientales. Es más joven que Sir John, dulce, maduro y bueno.
* John Willoughby: Sobrino de la Sra. Smith, vecina de los Middleton. Es un hombre joven, apuesto y peligroso.
* Señora Jennings: Suegra de Sir John que hace una visita a este. La Sra. Jennings y Sir John se lleva muy bien, formando una pareja chismosa y divertida.
* Lucy Steele: Una joven pariente de la Sra. Jennings. Con apariencias buenas y dulces, en su interior es una muchacha manipuladora y ambiciosa.
* Charlotte Palmer: Hija de la Sra. Jenningsy hermana menor de Lady Middleton. Tiene un hijo. Es una mujer tonta que se rie de todo, incluso de los insultos de su propio marido.
* Sr. Palmer: Marido de Charlotte Palmer. Es candidato para un asiento en el Parlamento a pesar de su holgazanería y su grosería, sobre todo para su esposa.
* Robert Ferrars: Hijo menor de la Sra. Ferrars y hermano menor de Fanny Dashwood.

Crítica Persuasión

En ella nos presenta a Anne, hija de Sir Walter Elliot, hombre vanidoso y demasiado preocupado de las apariencias como para ver lo que sucede a su alrededor. Anne tiene dos hermanas, Elizabeth, mayor que ella pero aún hermosa y atractiva, de carácter idéntico a su padre, y Mary, menor y ya casada con Charles Musgrove. En medio de estas personas se encuentra Anne, cuya edad "adecuada" para contraer matrimonio ha pasado, de belleza y plenitud perdida. Varios años antes Anne conoció a un oficial de marina, Frederick Wentworth, pobre y sin ninguna perspectiva para que una familia como la de los Elliot accediese a un matrimonio con uno de sus miembros. Movida por la persuasión de Lady Russell, quien crió a Anne como una madre por la ausencia de la verdadera, Anne se ve obligada a negarse a su amor y enfrentar largos años de soledad en los cuales si bien va perdiendo tal vez la belleza crece su espíritu y su inteligencia, convirtiéndose en una mujer atractiva y bondadosa.
Sin embargo, la oscura suerte de Anne cambia cuando, después de todos esos años aparece nuevamente en su círculo social el ascendido a capitán Wentworth, enriquecido por la guerra y altamente atractivo. Aunque en un principio el resentimiento y el dolor del rechazo anterior mueven al hombre pronto el carácter de Anne lo cautivará de nuevo dándole a ambos una nueva oportunidad en la vida.
Una historia que habla sobre las segundas oportunidades y que nunca hay que rendirse por lo que uno quiere, nunca es tarde.

Como una joven se ve persuadida a rechazar al hombre que ama y que con los años carga con esa desdicha. Después de varios años el hombre vuelve rico y poderoso pero despechado y rechazado.
Anne tiene que ver como el hombre al que ama corteja a otra muchacha y a ella la ignora.
Esta novela es muy madura y representa todo lo opuesto escrito por Jane Austen. Una mujer ya mayor, solterona ya de por vida no tiene ninguna posibilidad de casarse, eso es lo que nos ha mostrando Jane A. en todas sus novelas, todas jóvenes y con caracteres muy variados, pero jóvenes, sin embargo, esta novela presenta a una mujer atormentada por la peor decisión que ha tomado en su vida, sin buscar la felicidad en otro matrimonio, castigándose a sí misma por dejarse persuadir y rechazar su propia felicidad. Y así, es como opina también Wentworth, cortejando a Eloisa Musgrove para poner celosa o simplemente para hacer daño a Anne por su rechazo, mostrándole que ahora es un hombre con riquezas que cualquier joven muchacha está más que dispuesta a casarse con él.
Es la novela más dulce que ha escrito Jane Austen, está claro que Frederick quiere Anne, tal y como la trata, osco pero dulce, sobre todo cuando Anne se va a Bath y Wentworth visita también esta ciudad solo para verla y estar con ella. Y esa carta, esa carta que le da a Anne en secreto delante de una habitación llena de conocidos de ambos. A Jane le encanta confesar los sentimientos de los protagonistas por carta, eso lo deja muy claro en esta obra, como también en Orgullo y Prejuicio, le gusta expresar los sentimientos de los personajes o arreglar una situación por mediación de las cartas. Consigue expresar los sentimientos más tiernos y dulces por la escritura. Esta declaración es de las más dulces en la bibliografía de esta gran autora, solo hay que leer la carta para que te llegue de lleno al corazón.

Otra obra maestra de esta autora, una obra que gracias a Dios terminó antes de su muerte en 1817 y que se publicó junto La abadía de Northanger(esta fue su primera novela y que no quisieron publicar) en 1818.

domingo, 6 de febrero de 2011

Crítica Sanditon

El Sr. Parker, el hombre más reconocido de un pequeño pueblo costero llamado Sanditon, sufre un accidente lejos de su casa y la familia Heywood le acoge a él y a su esposa. Después de trazar una fuerte y hermosa amistad, la familia Parker se llevan con ellos a Sanditon a la hija mayor de la familia Heywood, Charlotte.
La última novela (o relato) que escribió Jane Austen y que no pudo terminar debido a su enfermedad que le causo la muerte a los 42 años.  Por desgracia no está lo suficientemente desarrollada para saber cuál es la historia romántica de esta posible novela, dando solo tiempo a desarrollar los personajes en los que se ve envuelta el personaje femenino principal.
A diferencia de Los Watson, otra novela sin terminar, en ella si se desarrolla un posible romance, incluso se desvela un posible triangulo amoroso, mientras que en esta novela se desarrolla la vida cotidiana de un pueblo costero pequeño, con su sociedad, sus lios y sus dolencias.
En esta novela se puede apreciar la ironía propia de la pluma de Jane Austen, aunque con un fondo más oscuro y menos satírico hasta que no avanza un poco más la historia y te deja ver que Charlotte es muy superior a la sociedad que la rodea en Sanditon. En esta novela están presentes los personajes inútiles propios de las novelas de esta gran escritora, con sus nervios y sus enfermedades, dando más importancia  a las enfermedades (la mayoría ficticias, invenciones de los personajes, como muy bien te hace notar la protagonista de la novela) sobre todo a la Hipocondría.
En esta novela también se puede apreciar, que después de haber escrito Persuasión con el tema de que una persona normal en la sociedad puede llegar a ser más rico que el ostenta un título,  presentando en esta novela el desarrollo comercial del pequeño y casi desconocido pueblo de Sanditon. Aparte del mayor protagonista, Sanditon, tenemos a unos personajes de lo más curioso y que recuerdan un poco a otros personajes de las seis novelas publicadas de esta escritora.
Tenemos a única mujer con título e importancia del pueblo, Lady Denham, mujer rica, arrogante y tacaña. Dos sobrinos y una muchacha emparentada con ella, viven con ella en Sanditon House. La autora deja claramente explicado que sus sobrinos están allí por un único motivo: el dinero de su tía. La joven señorita Brereton, procedente de una familia numerosa y pobre, lleva con Lady Denham bastante tiempo, siendo indiscutiblemente su favorita. Aquí podemos apreciar (sin poder saber las intenciones porque la novela no está terminada) si el sobrino, Sir Edward ama a la señorita Brereton por su persona o por la posible herencia que recaiga en ella cuando Lady Denham muera.
También conocemos a la familia del Sr. Parker, sus cuatro hermanos, que inesperadamente se presentan en Sanditon. Las dos hermanas, Diana y Susan, y uno de sus hermanos, Arthur, viven juntos con las quejas y achaques de la hipocondría y otras enfermedades ficticias, de las que practican curaciones demasiadas extremas, como el arranque de tres muelas o ponerse sanguijuelas, haciendo burla, atraves de la mirada y oídos de Charlotte que también desarrolla Jane Austen con su ironía.
El protagonista indiscutible es Sanditon, pueblo ficticio basado en un pueblo real que visitaba Jane Austen:  Sidmounth. Sus paisajes son hermosos, y tal y como lo describe Jane, nos damos cuenta del amor dulce que siente por el pueblo costero.
Lo que más se echa en falta es la historia romántica que no tuvo el tiempo de escribir Jane Austen. Justo al final, se puede apreciar, cuando llega el último hermano del Sr. Parker, Sydney, que es un hombre apuesto pero que no presta ninguna atención a Charlotte.
 Mi imaginación desarrollo una historia entre estos dos personajes, Sydney como un Sr. Darcy pero más sociable y simpático, Charlotte, como una Elizabeth Bennet más discreta, dulce y fantasiosa, pero con el mismo carácter y la misma inteligencia. Jamás sabremos como hubiera terminado, una lástima.
Como curiosidad, quiero añadir que varios autores han escrito un final a esta historia, un final que prefiero dejar que se desarrolle en mi imaginación.

Crítica Los Watson

Una joven dulce y humilde, Emma Watson,  es una joven llamada a recibir una sustanciosa herencia pero despojada de ella, se debate entre un rico pretendiente y otro con menos medios económicos.
“En D., una pequeña ciudad de Surrey, iba a celebrarse el martes trece de octubre el primer baile del invierno, y sus habitantes esperaban que constituyera todo un éxito. De forma confidencial, se corrió la voz de que asistiría una larga lista de elegantes familias de los alrededores y se abrigó la esperanza de que incluso los Osborne hicieran acto de presencia.”
Así es como comienza la novela inacabada y sin corregir de Jane Austen. Digo sin corregir ya que esta novela no fue escrita, bueno empezada, con la intención de difundirla y convertirla en novela. La novela  no se siguió escribiendo porque la novela resultaba demasiado próxima a la realidad de las hermanas Austen: Jane y Cassandra.
En esta novela se habla de dos hermanas solteras, sin fortuna, que ha de buscarse un marido lo suficientemente rico para poder mantenerlas. Se puede apreciar, a pesar de los fallos que tiene esta novela, que el humor y la ironía sigue rigiendo las novelas de Jane, a pesar de ser una situación muy similar, como muy bien se puede apreciar, que lo peor no es quedarse soltera y pobre, si no trabajar. Otras de las razones y semejanzas de esta novela con la vida de Jane, fue la muerte inminente del padre de la protagonista de esta novela y la muerte que se dio al poco tiempo de las hermanas Austen.
En esta novela se puede apreciar la mezcla de personajes de otras novelas de Jane Austen, el punto inicial parece sacado de Sentido y Sensibilidad, con la muerte del padre, la protagonista es dulce, modesta e inteligente, una mezcla de Elizabeth y Jane de Orgullo y Prejuicio, parientes indeseables que tienen que mantener a Emma porque no tienes más remedio se parecen al padre y hermana mayor de Anne Elliot en Persuasión.
Lord Osborne es un personaje más oscuro y caprichoso que el apuesto, dulce y bueno de Fitwilliam Darcy de Orgullo y Prejuicio,  el Señor Howard se da una semejanza a Edward Ferrars de Sentido y Sensibilidad y a Frederic Wentworth de Persuasión.
Dejando aparte las similitudes de los personajes, esta historia se torna algo repetitiva, quizás, a las novelas ya escritas y completas de esta gran autora, pero no por ello a una le dan ganas de leer la novela completa, y más sabiendo el final.
Aunque esta novela no se terminó y casi ni se empezó, la historia que estaba en la mente de Jane se la contó a su hermana Cassandra, la única persona con la que Jane hablaba de sus novelas, contándole el final y esta, contándosela a sus sobrinos, pudiendo así saber cómo es el final, dejando a nuestra imaginación el desarrollo de esta.
Mas no se puede decir de esta novela inacabada, ya que solo se escribió unas pocas hojas, sin ni siquiera tener capítulos señalados.
No voy a negar que me puse triste al comprobar, que aunque la historia sea algo similar al resto de sus novelas, que me hubiese gustado leerla entera, aunque fuese en relato, pero al menos con un desenlace desarrollado por la propia autora.

Crítica Lady Susan

Es una historia relatada mediante cartas, en la que Lady  Susan Vernon, una  mujer de más de treinta años, casada y con una hija , es capaz de engañar, enredar y manipular a los hombres y mujeres que tiene a su alrededor, acabando triunfando y sin que nada se interponga a su paso, excepto, como muy bien dice Jane Austen, “su marido y su conciencia”.
Novela corta escrita en 1795. Aunque por entonces Jane Austen no había adquirido la suficiente destreza para desarrollar sus posteriores novelas, en ella se ve claramente que Austen entendía a la perfección el objetivo de toda mujer en su sociedad y su tiempo.
En esta novela, los hombres solo son mostrados exteriormente, concentrándose en las mujeres, en sus planes, críticas y opiniones. En esta clase de cartas, Jane Austen deja muy claro que las mujeres de su tiempo solo tenían dos preocupaciones: Casarse bien y tener hijos. En sus cartas, Lady Susan, busca el mejor futuro para su hija, aunque acaba dejando de lado sus planes para centrarse solo en ella. En las cartas, dependiendo de a quien se dirija, podemos observar sus manipuladas  y enrevesadas maquinaciones con una fachada distintiva. Las mujeres con las que intercambia la correspondencia muestran las reacciones de la envidia, celos y el odio más extremo. Lady Susan es el centro de la telaraña que ha tejido a su alrededor, es la mujer más odiada y envidiada. Los hombres, siempre caen en las redes que Lady Susan les brinda para ser manejados  a placer hasta conseguir lo que ella desea, siempre con una sonrisa y sin perder la compostura.
Los lectores podemos disfrutar de este relato como quien observa una galería de cuadros, a distancia y sin poder formar parte de la obra, y aunque la obra es corta y no nos deja meternos en profundidad, si  recrea el ambiente y nos da la historia para que podamos entender a la perfección la obra que estamos mirando.
Se puede apreciar también que Lady Susan es el polo opuesto a uno de los personajes de Jane Austen : Emma. Emma se involucraba y enredaba la vida de los demás para causar un buen final, no para obtener deseos caprichosos y maquiavélicos como Lady Susan.
Cuesta un poco leer este relato por mediación de las cartas; al principio estás muy perdida, no sabes quién es quién, pero una vez metida más en el relato, las dudas se van aclarando.
A todas las amantes de Jane Austen, les recomiendo que lean este relato y puedan apreciar los pensamientos de esta gran escritora y sus diferencias con las obras que escribió una vez más adulta.

Crítica La abadía de Northanger

Catherine Morland es una muchacha corriente que a los diecisiete años, gracias a su devoción constante hacia las novelas góticas, tiende a ver la vida como una ficción en la que ella es la protagonista. La invitación de unos amigos a Bath marcará el comienzo de su propia aventura, y a la vez, el principio de un largo proceso de evolución personal.
Está claro que es una novela sobre novelas. En ella habla de cómo una joven muchacha tiene fantasías descabelladas y como ella aprende de sus errores aunque quizás demasiado tarde, madurando y dejando atrás la imaginación infantil generada por las novelas góticas, la inocencia y la buena fe en todo y todos.
En ella también habla y expresa los pros y los contras de un matrimonio por dinero y amor. También habla de que una persona no es lo que aparenta ser, en ello está demostrado la relación de amistad entre Catherine e Isabella, Catherine tratando a Isabella como su mejor amiga mientras ella lo único que hace es utilizarla para llegar mejor a su hermano y la supuesta fortuna que posee su familia.
Es una parodia de las novelas góticas de esos tiempos, la historia está escrita al revés, la heroína es una muchacha inmadura, inocente y humilde poniéndola a merced de ese mundo caprichoso y clasista, enamorándose de un hombre que él al principio ni la ve como mujer y como sin saberlo ella accede a situaciones o compromisos que ni siquiera sabe que le han propuesto.
También se puede observar como Jane Austen pone una parte de su infancia en el personaje de Catherine, siempre rodeada de chicos como Catherine y criada entre los juegos masculinos en lugar de jugar con muñecas como es propia de las niñas.

Es la novela mas floja y cómica que escribió Jane Austen e incluso expertos sobre esta autora aseguran que esta novela pudo ser una de sus obras escritas para entretener y complacer a sus amigos y familiares.


Fue la primera novela que Jane Austen presentó para publicar pero no se la aceptaron, publicándola en 1818 después de Persuasión. La primera novela que escribió resulto ser la última que se publicó.

A pesar de ser la novela más floja de Jane Austen hay que reconocer que tiene unos personajes memorables, como la inocente Catherine y uno de mis hombres Austen favoritos, el Sr. Tinley.

Crítica Emma

En esta obra maestra, Emma Woodhouse, se queda sola después del casamiento de su institutriz y única amiga. Sola y aburrida, se hace cargo de una joven hermosa con un pasado algo confuso y turbulento. Emma, ambicionada por dar una vida tan perfecta como la que ella tiene, hace de casamentera de Harriet y busca un partido lo bastante acaudalado y con una posición social lo suficientemente buena para su amiga, creando así  enredos y malentendidos entre los que la rodean, poniéndose a prueba la confianza en ella misma y disipando la ceguera, abriéndole así al amor.
Fue la primera y única heroína que gozaba de riqueza entre todas las creadas por Jane Austen.
Entre todas sus protagonistas, Emma es la única que no siente deseos románticos hacia ningún hombre, como por ejemplo Elizabeth Bennett en Orgullo y Prejuicio o Marianne Dashwood de Sentido y Sensibilidad, sintiendo una atracción por los hombres equivocados antes de posar la vista en los hombres adecuados.
Sin embargo, Emma no siente ninguna inclinación, demostrando que la declaración del Sr. Elton le repugnó y que el encaprichamiento por Frank Churchill no fue más que un deseo imaginario para darle un poco de drama a su vida, que a pesar de estar rodeada de gente que la adora y estar rodeada de riquezas, es aburrida.
Justo por eso, sin estar al principio de la novela  rodeada de personas de su edad, dedica su tiempo a juntar personas y crear casamientos adecuados a aquellas personas que la rodean, como la Señorita Taylor y después a Harriet Smith, que siendo Emma incapaz de ver la relación amorosa de Harriet con Robert Martin, rompe dicha relación buscando un mejor matrimonio (por supuesto un matrimonio financiero) a Harriet.
Emma es incapaz de ver romanticismo en un matrimonio si este no es un matrimonio con riqueza, puesto que ella no tiene por qué casarse ya que ella pose fortuna, como muy bien le dice en la novela a Harriet. Emma no se da cuenta realmente de que está enamorada del Sr. Knightley hasta que Harriet le confiesa sus sentimientos hacia él.
En esta novela también se demuestra que una mujer rica y sola puede llegar a ser muy caprichosa. Esto se demuestra por el desprecio y envidia que le tiene a la Sra. Jane Fairfax cuando esta llega y acapara todas las miradas, dejándola a ella en segundo plano.
Es una versión diferente del personaje de Celestina.
En esta obra se demuestra que la vanidad y el desprecio no solo lo posee la clase alta. El mejor ejemplo de ello es cuando el Sr. Elton se niega a bailar con Harriet por ser de posición social más baja que él mientras que el Sr. Knightley, de posición social más alta que el Sr. Elton, la saca a bailar.
Una vez más, Jane Austen recrea con una extraordinaria descripción la vida familiar campestre de la Inglaterra del s. XIX, señalando con gracia y burla la vida de familias de diferente posición social, el amor prohibido entre dos jóvenes o personas aburridas que buscan cualquier distracción para llenar sus vidas vacías y repetitivas.

Crítica Mansfield Park

Fanny Price es una niña todavía cuando sus tíos la acogen en su mansión de Mansfield Park, rescatándola de una vida de estrecheces y de necesidades. Allí, ante su mirada amedrentada, desfilará un mundo de ocio y de refinamiento en el que las inocentes diversiones alimentarán maquinaciones y estrategias de seducción. Ese mundo oculta una verdad peligrosa y sólo Fanny, desde su sumiso silencio, será capaz de atisbar sus consecuencias y amenazas.
En esta novela vamos a encontrar a una niña de clase media-baja, sin mucha cultura y aprendizaje, que se muda con sus tíos que son aristócratas y ricos. A partir de ahí seguiremos a la joven Fanny durante toda su juventud y madurez en Mansfield Park.
Es, con diferencia, la historia más profunda, psicológica y angustiosa de Jane Austen. Desde su primera página te imaginas como va acabar la historia y según va avanzando la historia quieres que la bondad de Fanny sea recompensada y que tenga un final feliz. Una vez leído el libro, ese final que tan ansiosamente esperas que termine bien y le haga justicia a Fanny, una se queda pensando de que a Jane Austen  el final, no le importaba tanto, si no el desarrollo de la trama en sí, la visión de una joven humilde compartiendo su día a día con personas que están por encima de ella en la escala social, y que en todo ese ambiente, es Fanny la única persona cuerda y recta.
En ella, Jane Austen quiere mostrar ante todo los sentimientos de nuestra heroína.  Fanny tiene que convivir y enfrentarse a una familia de lo más disparatada: Su tía Lady Bertram una mujer despreocupada y lánguida, Lord Bertram, un hombre duro y serio, la Sra. Norris, una mujer odiosa, con una curiosa semejanza a la madrastra de Cenicienta, y sus cuatro primos, el primo mayor Tom, un tarambana, sus dos primas María y Julia y el dulce y sensible Edmund. Más tarde, aparecen dos personajes que consiguen poner patas arriba esta familia tan peculiar.
En esta novela también se habla sobre la controversia de la esclavitud en esa época, de cómo la familia de Mansfield Park vive gracias a los beneficios se que saca en las plantaciones con la esclavitud de negros en las Indias Occidentales.
En esta novela también nos habla de que las obras de teatro pueden llegar a ser una cosa mortal, abriendo así la incitación al pecado, adulterio e infidelidad.
Una vez más, muestra la vida cotidiana de las familias de su tiempo, sin faltarle su toque de humor, romance e ironía. Muchos críticos tachan esta novela como la más seria y antiromantica de Jane Austen, y puede que tengan razón, pero también se puede apreciar que en ella deja bien claro en contra de lo que está como la esclavitud y lo que ve correcto, como que una persona ha de seguir su opinión y su criterio, digan lo que digan el resto de la gente.

Capítulo I: Infancia de Jane Austen

A lo largo de esta biografía, la autora expresa y desarrolla la historia con un punto de vista muy desarrollado, con anotaciones de cada carta, diario y biografía que ha consultado, tanto de bibliotecas, museos y herencias de los familiares de la familia Austen.
Por desgracia, la hermana de Jane, Cassandra, quemó todo lo que perteneció a Jane, desde carta hasta posibles diarios, lo que hace que hoy en día no sepamos tanto sobre esta autora como nos gustaría.
La madre de Jane Austen, Cassandra Leigh (apellido de soltera) provenía de una familia con título nobiliario y la suficiente importancia en el país para que la gente conociese a la familia lo suficiente para tener influencias. George Austen, el padre de Jane y Cassandra se casaron y tuvieron 8 hijos: James, George, Edward, Henry, Cassandra, Francis, Jane y Charles.
Por desgracia, George salió retrasado, o como lo llamaban por entontes, subnormal, dejando a este niño, del que se sospecha un poquito retrasado y sordo, mudo o ambas cosas, a cargo en una institución.
El 16 de Diciembre de 1775 nació Jane, en la rectoría de Steventon en el condado de Hampshire. En esa época era muy común que los padres se desprendieran de sus hijos a los tres meses de su nacimiento para acogerlos una vez que ya supieran andar, hablar y comer por si solos. Y así lo hizo el matrimonio Austen. De esta separación, que hacía que los bebes no creasen el vinculo propio de un hijo con su madre, hacia que los hijos tuvieran respeto a sus padres sin ningún cariño, por lo cual se puede sospechar e incluso afirmar, porque Cassandra y Jane estuvieron tan unidas toda su vida, junto con uno de sus hermanos, Francis, al que Jane quería y apreciaba muchísimo. De vez en cuando, la familia Austen visitaba a su hermano George. Se puede llegar a afirmar que George era sordo o mudo por una carta escrita de Jane a un familiar en el que hablaba sobre su hermano y los progresos que hizo ella misma en "el lenguaje de la manos".
A pesar de que los Austen procedían de una familia trabajadora por parte del padre y acaudalada por parte de la madre, con tantos hijos les era imposible mantener tanto, por lo que el Sr. Austen decidió convertir su casa en una escuela para niños de unos 10 años en adelante, compaginando este trabajo con la su otro empleo como rector de la iglesia de St. Nicholas.
Jane tenía una antepasada, su bisabuela que se llama Elizabeth Weller (apellido de soltera) que fue una mujer luchadora como la que mas...su marido la dejó en la ruina cuando este murió y ella con cuatro hijos, tuvo que buscar un trabajo para mantener a sus hijos, imaginaos, una mujer toda la vida sin trabajar, buscar trabajo en algo que pueda desempeñar....vio que sus hijos no tenían nada, ni fortuna ni estudios, así que encontró un trabajo siendo la ama de llaves. La mujer no cobraba pero a cambio de este trabajo consiguió que sus cuatro hijos tuvieran estudios gratis, consiguiendo que sus dos varones (uno de ellos el padre de Jane, George) fueran a la universidad. Les daba de comer con el poco dinero que le quedaba de vender joyas, enseres y ropa. Sacrificó gran parte de su vida a darles a sus hijos una educación, puede que ahora, en estos tiempos suene como algo "normal", pero en esa época, en 1730 aproximadamente, era algo prácticamente imposible.
Claro, este hecho seguro que no pasó inadvertida a Jane y sospecho, tal y como describen las biografías a la bisabuela de Jane, que Jane escribió y desarrollo el personaje de Elizabeth Bennet en función y en honor a su bisabuela. Solo es leer la novela y ver como Jane deja claro que por mucho que Elizabeth quiera, es incapaz de desempeñar un trabajo por ser mujer, con la única solución de casarse, pero claro está, ella no se casará si no hay amor.
Mientras que James, el hijo mayor de la familia Austen estudiaba y se licenciaba en Oxford, Edward, el tercer hermano, fue adoptado por el matrimonio Knight, parientes cercanos a los Austen, acaudalados y sin ningún hijo. La adopción gustó más a su madre que a su padre, pero había que entender que era por el bien de Edward, con los recursos de los que disponía la familia y el gran número de hijos, no podían dejar pasar una oportunidad así para uno de ellos. Mientras todo esto sucedía, Jane, con siete añitos, fue internada junto con su hermana, en un internado que la hermana del marido de una de las hermanas de la Sra. Austen tenía.
Por entonces los internados era una tortura, sobre todo para las niñas. Pasaban mucha hambre y frio en invierno, sin siquiera tener una cama propia, teniendo que compartirla con otra niña. Tal y como Jane expresa los internados en sus novelas se puede llegar a entender que tanto ella como su hermana no lo pasaron tan mal como cabía esperar, dando a entender (el claro ejemplo está en la novela “Emma”) que aunque no aporten gran cosa a la educación de una niña, y si el internado está en el campo, se tiene el privilegio de comer abundante comida y corretear por el campo libremente.
Jane también expresa que la separación de una niña con poca de edad de su familia es algo desgarrador, como muy bien dijo a los 32 años “Duele en el alma ver cómo rechazan a una criatura de ocho años”. Con esto deja claro que lo pasó muy mal cuando la internaron por primera vez. En ello queda claro, que la segunda ver que la internaron, con 9 años, lo hizo porque iban a internar a su hermana, dando ya muestras del cariño y afecto que esta sentía por su hermana y en parte, madre.
Gracias a una carta secreta y urgente de una niña del primer internado en el que estuvo Jane, esta se salvó de una muerte cercana. Su madre la sacó y cuidó a tiempo, aunque por desgracia, la madre de la niña que avisó se contagio y murió. Esto era muy común en los internados, llegando a morir la niña antes de que sus padres se enterasen de que su hija está enferma. El claro ejemplo está escrito por Charlotte Brönte, en su novela Jane Eyre.

sábado, 5 de febrero de 2011

Crítica Sentido y Sensibilidad

Al morir Henry Dashwood, su herencia pasa por ley al hijo que tuvo de su primer matrimonio, John, y su avariciosa mujer, Fanny. Estas circunstancias dejan a su mujer actual y a sus tres hijas, Elinor, Marianne y Margaret, sin hogar y con pocos recursos económicos. Pero antes de que tengan que abondonar el lugar donde viven, aparecen en sus vidas Edward, el tímido y amable hermano de Fanny, del que se enamora Elinor. Pero la pareja no tendrá la oportunidad de expresar sus sentimientos, ya que Fanny, -que desprecia a Elinor y no ve con buenos ojos su afición a la poesía-, inventa una excusa para mandar a su hermano a Londres. Mientras, Marianne inicia una apasionada relación con el atractivo Willoughby; una historia muy pública y llevada con tan poca prudencia que despierta la desaprobación de su hermana.
Como todos los libros de esta autora, son clásicos y en cada historia se desarrolla un tema diferente siempre en torno a la ambientación familiar campestre y al amor.

En esta obra cabe destacar dos personalidades completamente diferentes, dos hermanas que aunque son completamente diferentes, les une un gran amor y una gran amistad.

Elinor, la hermana sensata y Marianne la hermana emocional son las protagonistas de esta novela.

Elinor, enamorada de un hombre que ve cómo se va alejando de ella y se rige por el sentido común, pensando en los pros y los contras de dicha relación y como perjudicará en el resto de la familia. Lo más doloroso que se puede observar sobre este personaje es como la prometida secreta de Edward Ferrars le restriega a cada momento su condición, haciendo daño a Eleanor, sin que esta se atreva a compartirlo con nadie. Marianne, inquieta y soñadora se enamora del hombre que menos le conviene, exponiendo sus sentimientos y su corazón abiertamente. Se puede observar, que aunque Willoughby es un rufián y un mujeriego, quiere a Marianne, aunque no en la misma medida que ella lo quiere a él, igualmente es otro Sr. Wickham, aunque este es más perverso y mentiroso que Willoughby.
Se nota como Jane Austen entrelaza, quizás de una forma demasiado rápida a Marianne con el Coronel Brandon, aun así, esta unión no desagrada.
Más que las historias de amor de las dos hermanas, lo que más refleja esta obra es el amor entre las dos hermanas, sus personalidades tan diferentes y su convivencia. Se puede llegar a observar el amor que Jane sintió por su hermana Cassandra.
Expresa de manera conmovedora una escena de la novela, cuando Marianne está postrada en la cama entre la vida y la muerte y Eleanor le pide que no la deje sola, es conmovedor. Los giros inesperados, las confesiones de secretos, escándalos y vidas pasadas, todo ello con el romanticismo, la vida de mujeres a las que les han quitado su fortuna y son incapaces de poder recuperarla de ningún modo y la vida familiar campestre hace que esta novela sea el reflejo mismo del amor familiar que tanto le gusta escribir a Jane Austen.

viernes, 4 de febrero de 2011

Amor y amistad y otros relatos

He aquí una elocuente muestra de lo que Chesterton calificó como " una especie de elegancia del abosurdo" al caracterizar los escritos juveniles de Jane Austen, de los que reunimos en ete volumen - bajo el título de Amor y Amistad - una completa selección por primera vez en español. En ellos encontramos todo lo que con el tiempo constituirá el universo adulto de la autora: ironía, ingenio, construcción, sátira de lo romántico y despiadados comentarios sociales. Pero también un extraño talento para lo disparatado y sin sentido, y una predilección por un tipo inusitado de heroína - capaz de emborracharse, robar, asesinar, disponer de un ejército privado o ser encerrada en una mazmorra - que nunca más volveremos a encontrar.



Los relatos que vienen en este libro son los siguientes:

- Jack y Alice
- Edgar y Emma
- Henry y Eliza
- La bella Cassandra
- Las tres hermanas
- Una bella descripción
- Amor y amistad
- El castillo de Lesley
- La historia de Inglaterra
- Una colección de cartas
- Evelyn
- Catharine, o el Cenador
- Fragmentos:
     * La mujer filósofo
       * Primer acto de una comedia
          * Carta de una joven dama
            * Un viaje a través de Gales
              * Un cuento

Amor y amistad

"El noble joven nos informó de que su nombre era Lindsay, aunque por razones particulares lo llamaré aquí Talbot".
He aquí una elocuente muestra de lo que Chesterton calificó como " una especie de elegancia del abosurdo" al caracterizar los escritos juveniles de Jane Austen.


Este relato fue escrito por una joven Jane Austen y enviada a su querida prima Eliza Hancock (apellido de soltera) de Feullide (apellido de casada, de su primer matrimonio).

Los Watson

Una joven dulce y humilde, Emma Watson,  es una joven llamada a recibir una sustanciosa herencia pero despojada de ella, se debate entre un rico pretendiente y otro con menos medios económicos.

Esta novela sin terminar no está por capítulos, pero si se sabe el final, contado por Cassandra, la única hermana de Jane, a sus sobrinos y escrito en las memorias de Jane por James Edward Austen-Leigh en 1871.
Jane dejó de escribirla porque los sucesos que ocurrian en la novela se parecían demasiado a su entorno y vida personal, sobre todo por la muerte del padre de la protagonista y de su propio padre, George Austen.

* Para ver su crítica pinche aqui

Lady Susan

Novela corta escrita en 1795. Aunque por entonces Jane Austen no había adquirido la suficiente destreza para desarrollar sus posteriores novelas, en ella se ve claramente que Austen entendía a la perfección el objetivo de toda mujer en su sociedad y su tiempo.
Es una historia relatada mediante cartas, en la que Lady  Susan Vernon, una  mujer de más de treinta años, casada y con una hija , es capaz de engañar, enredar y manipular a los hombres y mujeres que tiene a su alrededor, acabando triunfando y sin que nada se interponga a su paso, excepto, como muy bien dice Jane Austen, “su marido y su conciencia”.


* Para ver su crítica pinche aqui

Sanditon

El Sr. Parker, el hombre más reconocido de un pequeño pueblo costero llamado Sanditon, sufre un accidente lejos de su casa y la familia Heywood le acoge a él y a su esposa. Después de trazar una fuerte y hermosa amistad, la familia Parker se llevan con ellos a Sanditon a la hija mayor de la familia Heywood, Charlotte.

Novela o relato inacabada por la muerte de la escritora. No se sabe el final de la historia y solo cuenta con doce capítulos.

* Para ver su crítica pinche aqui

Persuasión

En ella nos presenta a Anne, hija de Sir Walter Elliot, hombre vanidoso y demasiado preocupado de las apariencias como para ver lo que sucede a su alrededor. Anne tiene dos hermanas, Elizabeth, mayor que ella pero aún hermosa y atractiva, de carácter idéntico a su padre, y Mary, menor y ya casada con Charles Musgrove. En medio de estas personas se encuentra Anne, cuya edad "adecuada" para contraer matrimonio ha pasado, de belleza y plenitud perdida. Varios años antes Anne conoció a un oficial de marina, Frederick Wentworth, pobre y sin ninguna perspectiva para que una familia como la de los Elliot accediese a un matrimonio con uno de sus miembros. Movida por la persuasión de Lady Russell, quien crió a Anne como una madre por la ausencia de la verdadera, Anne se ve obligada a negarse a su amor y enfrentar largos años de soledad en los cuales si bien va perdiendo tal vez la belleza crece su espíritu y su inteligencia, convirtiéndose en una mujer atractiva y bondadosa.
Sin embargo, la oscura suerte de Anne cambia cuando, después de todos esos años aparece nuevamente en su círculo social el ascendido a capitán Wentworth, enriquecido por la guerra y altamente atractivo. Aunque en un principio el resentimiento y el dolor del rechazo anterior mueven al hombre pronto el carácter de Anne lo cautivará de nuevo dándole a ambos una nueva oportunidad en la vida.

Novela publicada despues de la muerte de la autora, junto con La abadía de Northanger, esta novela es la más madura de sus obras, visualizando y desarollando todo lo contrario a lo escrito hasta el momento, dejando ver como una mujer, con un futuro que ya no puede conseguir, le dan una segunda oportunidad.

* Para ver los personajes pinche aqui

* Para ver su crítica pinche aqui

* Para ver su versión cinematográfica o televisiva pinche aqui

La abadía de Northanger


Catherine Morland es una muchacha corriente que a los diecisiete años, gracias a su devoción constante hacia las novelas góticas, tiende a ver la vida como una ficción en la que ella es la protagonista. La invitación de unos amigos a Bath marcará el comienzo de su propia aventura, y a la vez, el principio de un largo proceso de evolución personal.






Fue la primera novela que Jane Austen escribió y presentó, pero se la rechazaron, para despues de varios años, aceptar y publicar Sentido y Sensibilidad. Esta novela la publicaron junto con Persuasión despues de su muerte.

* Para ver los personajes pinche aqui

* Para ver su crítica pinche aqui

* Para ver su versión cinematográfica o televisiva pinche aqui

Emma

En esta obra maestra, Emma Woodhouse, se queda sola después del casamiento de su institutriz y única amiga. Sola y aburrida, se hace cargo de una joven hermosa con un pasado algo confuso y turbulento. Emma, ambicionada por dar una vida tan perfecta como la que ella tiene, hace de casamentera de Harriet y busca un partido lo bastante acaudalado y con una posición social lo suficientemente buena para su amiga, creando así  enredos y malentendidos entre los que la rodean, poniéndose a prueba la confianza en ella misma y disipando la ceguera, abriéndole así al amor.




Fue la primera y única heroína que gozaba de riqueza entre todas las creadas por Jane Austen.


* Para ver los personajes pinche aqui

* Para ver su crítica pinche aqui

* Para ver su versión cinematográfica o televisiva pinche aqui